PSILOCIBINA

QUÉ ES Y SU HISTORIA

La Psilocina y la psilocibina son dos sustancias químicas denominadas triptaminas, similares al neurotransmisor serotonina. La psilocibina es un alcaloide profármaco que forma parte del alucinógeno conocido como psilocina, principal responsable de las características psicoactivas de los hongos alucinógenos.
Las triptaminas que denominamos ¨psicodélicos clásicos¨, como también puede ser el LSD, poseen una gran afinidad por un tipo particular de receptor de serotonina llamado 5-HT2A. Estos receptores se encuentran en grandes cantidades en los sistemas nerviosos central y periférico.

La psilocina es el metabolito activo de la psilocibina, una sustancia psicodélica serotoninérgica. Estas sustancias se encuentran típicamente en la mayoría de las especies del género Psilocybe Fungi. Actualmente se conocen más de doscientas variedades de hongos que contienen proporciones variables de psilocibina y psilocina. Por término medio, la proporción de psilocina y psilocibina contenida en estos pequeños hongos es de un 0,03% si los encontramos frescos, y un 0,3% en estado seco.

La psilocibina produce en el ser humano efectos enteogénicos cuando se ingiere a una dosis entre los 5 y los 50 miligramos.
Después de su ingestión los efectos mayores comienzan a los treinta minutos aproximadamente y duran un total de entre 3 y 6 horas, en función de la dosis.
Después de su ingestión, la psilocibina es desfosforilada en el organismo a psilocina, que produce a continuación los efectos enteogénicos, siendo excretada posteriormente en la orina de forma inalterada. La ingestión de psilocina produce idénticos efectos y al carecer del grupo fosforilo de la psilocibina adquiere una potencia 1,4 veces superior.
Los efectos álgidos se caracterizan por alteraciones visuales y auditivas junto con una profunda sinestesia, provocando una amplia gama de efectos en la percepción, la emoción, la cognición y el sentido del yo. Los efectos secundarios más habituales de la embriaguez de psilocibina son el leve enrojecimiento de la piel y un pequeño aumento de la temperatura corporal. A pesar de esto, los efectos orgánicos de la psilocibina pueden considerarse virtualmente despreciables. Se trata de una sustancia poco tóxica, que el cuerpo asimila sin dificultad.

HISTORIA DE LA PSILOCIBINA

PERSPECTIVA HISTÓRICA PRECOLOMBINA

Los hongos mágicos sagrados, en los cuales se encuentra la Psilocibina, quizás sean la fuente enteogénica más antigua conocida, documentada arqueológicamente en pinturas prehistóricas de hace más de 7 milenios, descubiertas en una zona montañosa del desierto del Sáhara. 

Todo parece indicar que en diversas culturas de muchos lugares del planeta, los hongos sagrados tuvieron una gran importancia en la antigüedad. Existen relatos provenientes de Japón, tribus de Indonesia, Tailandia, en la mitología griega, en los aborígenes de Australia y en la Amazonía colombiana y brasileña.

En Salvador, Ecuador, litoral atlántico de México y actual Guatemala, se asentaron civilizaciones tan sorprendentes como la Olmeca, la Tolteca y los Mayas, las cuales dejaron vestigios tan sorprendentes como los monumentos de Izapa y la escultura de Xochipilli. En ellos encontramos ejemplos de piedras-hongo y representaciones de diversos fármacos como el hongo Psylocibe aztecorum. 

Nuestras fuentes de información directa más tempranas datan de la conquista española del imperio azteca. Numerosos cronistas españoles describieron la ingestión de hongos sagrados durante la coronación del emperador azteca Moctezuma II en 1502. 

A través de los escritos españoles sabemos que los hongos eran llamados teonanáctl, tenían sabor amargo y provocaban visiones; y los nativos los utilizaban para adorar a sus dioses. La Inquisición en 1690 declaró que el consumo de plantas embriagantes constituía una herejía, provocando que su conocimiento fuera quedando oculto con el transcurso de los siglos, en manos de unos pocos chamanes que en secreto lo transmitieron de generación en generación.

REDESCUBRIMIENTO DE LOS HONGOS PSILOCÍBICOS

A finales del siglo pasado, la existencia de hongos psilocíbicos era prácticamente desconocida en el mundo. Parecía claro que la Iglesia Católica había triunfado en su intento de acabar con el culto Mexicano de los hongos mágicos.

Gracias a las revisiones de los escritos de los frailes del siglo XVI, Gordon Wasson y su equipo, consiguieron hacerse con una gran cantidad de Psylocibe caerulescens. Ese mismo día, 29 de Junio de 1955, Wasson conoció a María Sabina, la curandera que se ofrecería para realizar una ceremonia y mostrar al mundo occidental las propiedades de los hongos. Los efectos enteogénicos de los hongos fueron una auténtica revelación, descubriendo el cómo y por qué de la importancia de los hongos para las civilizaciones pasadas. 

Las muestras de hongos conseguidas fueron enviadas a distintos laboratorios en los Estados Unidos pero ninguno de ellos fue capaz de conseguir sintetizar su principio activo.  Los hongos fueron enviados entonces al Dr. Albert Hoffman de la compañía farmacéutica suiza Sandoz, el químico que sintetizó por primera vez la dietilamida del ácido lisérgico o LSD. Hofmann recibió alrededor de 100 gramos de Psylocibe Mexicana a principios de 1957 e intentó aislar el principio activo ensayando con animales. Debido a los ambiguos resultados, Hoffman decidió ingerir los hongos él mismo, y determinar si aún eran activos. En efecto, lo fueron y desde ese momento en adelante, él y sus ayudantes ensayaron los diferentes extractos en sí mismos. De este modo, Hofmann consiguió aislar los principios activos de los hongos a los que denominó psilocina y psilocibina. 

FINAL DEL SIGLO XX y DEMONIZACION DE LA PSICODELIA

En los años sesenta, parte del LSD de Hofmann llegó al centro de salud mental de Spring Groove en los Estados Unidos, donde el gobierno federal financiaba un estudio para ver si el LSD podría ayudar en la curación de diferentes tipos de trastornos. Los resultados preliminares eran increíblemente prometedores y esto desembocó en el crecimiento exponencial sobre estudios relacionados con sustancias psicodélicas. Se realizaron hasta seis conferencias internacionales y distintos centros privados y educativos poderosos como la Universidad de Harvard desarrollaron sus propios centros de investigación. 

Muchos estadounidenses supieron de la existencia de estas drogas gracias a un artículo publicado en la revista Life (escrito por Gordon Wasson tras su encuentro con María Sabina), el 13 de mayo de 1957, que llevaba por título ¨El descubrimiento de hongos que causan visiones extrañas¨. 

El problema llegó cuando los psicodélicos se escaparon de los estudios profesionales en laboratorio. En un festival hippie en San Francisco, el desacreditado profesor de psicología de la Universidad de Harvard, Thimothy Leary, alentó a la juventud de los EEUU a través del famoso ¨Turn on, Turn in and Drop out¨, que más tarde se convirtió en el eslogan del movimiento contracultural. Este movimiento se manifestaba en contra de la guerra de Vietnam, abogaba por la inclusión social, la defensa de la naturaleza y la igualdad de las personas. Sien ambargo terminó siendo demonizado por parte de los Estamentos de Poder. 

De esta forma, EEUU puso las drogas psicodélicas en la categoría legal de las drogas más peligrosas (Clasificación I). Se consideraba que estos compuestos tenían un alto potencial de abuso y ningún uso médico aceptado. 

La mayoría de investigaciones actuales sugiere que este tipo de drogas no dañan el cerebro, no son tóxicas ni físicamente adictivas, y no existe evidencia alguna que apoye la teoría de daños cromosómicos ni anomalías congénitas. 

Según  el Dr. Roland Griffiths, máximo exponente sobre estudios de psilocibina de la Universidad Jhons Hopkins, ¨las personas con antecedentes familiares pueden sufrir de esquizofrenia o enfermedades psicóticas duraderas, pero ese riesgo es realmente bajo. Un estudio realizado sobre 20.000 consumidores de psilocibina, determina que los alucinógenos no se relacionan con problemas mentales o suicidios; no se encontró ninguna asociación significativa entre la psilocibina y problemas de salud mental. De hecho, el uso de drogas psicodélicas a lo largo de la vida, se asocia con una menor probabilidad de tratamiento de salud mental

¨La publicación de nuestro estudio proclama las experiencias profundas y significativamente espirituales que las personas tienen con esta droga. La mayoría calificará esta experiencia un año después de haberla tenido, como una de las más significativas tanto personal como espiritualmente, de toda su vida¨. 

PSILOCIBINA EN LA ACTUALIDAD

La revolución científica actual sobre el estudio de psicodélicos para el tratamiento de distintos tipos de patologías ha despegado. Después de los convulsos años de la época de la contracultura , cuando infinidad de estudios y artículos científicos revisados fueron borrados y eliminados, el momento parece que ha llegado.

Actualmente más de 40 universidades de todo el mundo están investigando con psilocibina. Fundaciones privadas, ONG´s, Gobiernos y filántropos de toda índole están jugando un papel fundamental. MAPS y Heffter en EE. UU., Beckley en Gran Bretaña y MIND, en Alemania, son algunos de los nombres a seguir. Ellos se encargan de la financiación y abogan por el reconocimiento público sobre la ciencia moderna.

 

Científicos de lugares como la Universidad Johns Hopkins , la Universidad de Nueva York, el Centro Médico Harbor-UCLA y el Imperial College de Londres, han realizado estudios que sugieren que un solo viaje de psilocibina guiado por profesionales capacitados tiene el potencial de aliviar la " angustia existencial " en pacientes con cáncer; eliminar graves adicciones a sustancias tan perjudiciales como tabaco, alcohol y cocaína; y brindar alivio a las personas que luchan contra la depresión. Los medicamentos psiquiátricos actuales tratan este tipo de trastornos con una ya más que demostrada capacidad reducida. A menudo son adictivos, solo abordan los síntomas y tienen efectos secundarios graves, por lo que la perspectiva de la medicina psicodélica está liderando las esperanzas por una revolución muy necesaria en la atención de la salud mental.

La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos ha otorgado el estatus de “terapia revolucionaria” al tratamiento de la depresión con psilocibina.

Además, la investigación muestra que la psilocibina puede tener un alto valor potencial para las denominadas ¨personas sanas¨. Los estudios demuestran que administrado correctamente, una sesión guiada terapeúticamente con psilocibina puede tener efectos positivos y duraderos en el bienestar y apertura mental de las personas. 

La revolución científica psicodélica demuestra su importancia en el año 2019. En el Foro Económico Mundial de Davos, el científico inglés Robin Carhart-Harris del Imperial College de Londres, fue invitado al evento para explicar la relevancia y el potencial de la terapia asistida con psilocibina:

 

¨El impacto de una terapia psicodélica exitosa es a menudo de revelación o epifanía. Los pacientes hablan de poner las cosas en perspectiva, acceder a una visión profunda de sí mismos y del mundo, liberar el dolor mental reprimido, sentirse emocional y físicamente recalibrados, clarividentes y ecuánimes. 

Muchas de las percepciones que despiertan estos compuestos son de tipo budista y, aunque atemporalmente relevantes, se sienten particularmente hoy en día: el yo como ilusorio, el sufrimiento como inevitable, el apego como causa común de sufrimiento… 

Sería prematuro revelar los hallazgos de nuestros ensayos principales sin una revisión científica adecuada, pero además de la impresionante tolerabilidad y los efectos antidepresivos de la terapia asistida con psilocibina, estamos comprobando como interviene en una mejoría de la calidad de vida, en un llamado "florecer"; sentirse bien en lugar de simplemente no estar deprimido; en la capacidad de volver a sentir placer para sujetos realmente enfermos y el funcionamiento sexual normal de estos¨. 

El mundo está viviendo una nueva revolución en todos los ámbitos de la medicina y el desarrollo personal, tanto físico como mental. En los próximos años veremos si los avances con psicodélicos y la importancia de esta sustancia tanto para curar enfermedades como para el progreso personal estarán instaurados en nuestra sociedad.  

BIBLIOGRAFÍA

Michael Pollan

Cómo cambiar tu mente

01

Lo que la nueva ciencia de la psicodelia nos enseña sobre la Conciencia, la Muerte, la Adicción, la Depresión y la Trascendencia.

Antonio Escohotado

Historia General de las Drogas.

02
Jonathan Ott

PHARMACOTHEON

03

Drogas enteogénicas, sus fuentes vegetales y su historia.

James Fadiman

GUÍA DEL EXPLORADOR PSICODÉLICO

04

Cómo realizar viajes sagrados de un modo seguro y terapéutico.

The New York Times

Ciencia y Tecnología.

05

¨Los científicos apuestan por las drogas psicodélicas para tratar problemas de salud mental¨. Benedict Carey. The Washington Post. Nacional. ¨Key ingredient in magic mushrooms eased cancer patients fear of death¨

Suscríbete a nuestra newsletter 🍄

Da tu primerpaso como psiconauta recibiendo nuestro mail

We respect your privacy.
Suscríbete a nuestra newsletter 🍄

Da tu primerpaso como psiconauta recibiendo nuestro mail

We respect your privacy.