Psilocibina Ciencia y Experiencia

Noticia ElPlanteo: Arbitrariedad y Biopiratería: Por Qué Harvard Quiere Limitar las Patentes de Psicodélicos

Las patentes de psicodélicos deberían limitarse, según expertos de la Facultad de Derecho de Harvard. Asimismo, advierten de que la reforma de las patentes es necesaria para que el sector de los psicodélicos alcance todo su potencial a la hora de abordar la crisis mundial de salud mental.

En los últimos años investigadores han obtenido exenciones para estudiar el potencial terapéutico de estas sustancias controladas. Mientras tanto, las empresas se han movido con entusiasmo para patentar y comercializar psicodélicos.

El proyecto de documento se titula Patents on Psychedelics: The Next Legal Battlefront of Drug Development. Sus autores son Mason Marks (investigador principal del Centro Petrie-Flom de Política de Derecho Sanitario, Biotecnología y Bioética de la Facultad de Derecho de Harvard), y I. Glenn Cohen (profesor de la Facultad de Derecho de Harvard). Ambos analizaron las implicaciones éticas, jurídicas y sociales de patentar los psicodélicos.

Cuáles son los problemas de patentar los psicodélicos

Los autores señalaron dos problemas importantes en torno a las patentes de psicodélicos: la concesión de patentes sin mérito (debido a la falta de experiencia en el campo por parte del personal de la Oficina de Patentes), y la biopiratería, que es la explotación del conocimiento indígena sin compensación. Instaron a que los desafíos en torno a las patentes de psicodélicos se aborden inmediatamente mientras la industria está en sus primeras etapas.

“Los psicodélicos pueden representar un cambio de paradigma para la atención de salud mental y la solución más prometedora a la crisis de salud mental”, dijeron los autores. “Sin embargo, si un pequeño número de empresas se hace con amplias franjas de propiedad intelectual desde el principio, el impacto beneficioso de ese cambio puede quedar atenuado“.

Los autores esbozan argumentos para prohibir por completo las patentes de psicodélicos. Asimismo, señalan que las patentes de fármacos psiquiátricos como los inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS) no han logrado incentivar la innovación ni revertir el empeoramiento de la crisis de salud mental. “Una organización sin fines de lucro llamada Asociación Multidisciplinar de Estudios Psicodélicos (MAPS) ha hecho posiblemente más por el avance de la ciencia psicodélica que cualquier otra entidad”, dijeron Marks y Cohen. “Sin patentar los frutos de su investigación, MAPS ha convertido la MDMA en una terapia viable para el trastorno de estrés postraumático (TEPT)”.

Los autores concluyen: “En lugar de enmarcar los psicodélicos como terapias a comercializar, se pueden ver como instrumentos que permiten el estudio sin precedentes de la psique. Esto podría ampliar la limitada comprensión de la humanidad sobre sí misma”.

“En otras palabras, los psicodélicos son de tal importancia para la ciencia y la salud pública que ningún individuo, empresa o grupo de entidades debería monopolizar su producción o uso“, afirman.

Qué se puede hacer

Marks y Cohen también proponen otras soluciones, menos radicales que la prohibición de las patentes, para reducir los riesgos de las patentes sin fundamento y la biopiratería. Entre ellas se encuentran la aplicación de compromisos de patentes psicodélicas; la creación de repositorios del estado de la técnica psicodélica; y el endurecimiento de los requisitos de patentabilidad para las nuevas terapias farmacológicas.

Sin embargo, señalaron que es necesaria una reforma significativa de las patentes para evitar la concesión de patentes sin fundamento. “El marco actual de patentes suele recompensar a quienes patentan ‘medicamentos de imitación’. Estos son avances insignificantes respecto a las terapias existentes. Las terapias de imitación no sólo carecen de novedad, sino que tampoco han producido mejoras significativas en la atención de la salud mental; como demuestran las crecientes tasas de suicidio y el aumento vertiginoso de las muertes por sobredosis“.

Vía Psychedelic Spotlight, traducido por El Planteo.

Add Comment