Psilocibina Ciencia y Experiencia

LA GUÍA DEFINITIVA PARA MICRODOSIFICAR PSICODÉLICOS.¨ZAMNESIA¨

Cuando piensas en consumir cannabis, hongos mágicos, ácido o peyote, ¿qué te viene a la mente? Probablemente imágenes locas, subidones que bloquean el sofá y viajes hacia lo desconocido. En estos días, está ganando popularidad otra forma de abordar estas sustancias. Se llama microdosis e implica tomar estos medicamentos en cantidades mucho más pequeñas de lo que tomaría para drogarse o un viaje en toda regla.

Con la microdosis , no se tropezará, no tendrá efectos visuales locos ni se drogará, las cosas pueden ser un poco diferentes. Es posible que descubra que su trabajo va mejor, que las conversaciones importantes se desarrollan con más fluidez y que su práctica artística se siente más expansiva. La microdosis puede “elevarlo” a un nivel micro por encima de su yo normal y puede mejorar su vida en muchos niveles. Las investigaciones muestran que las personas que toman microdosis informan una mayor creatividad, un mayor bienestar emocional y una mejora en la funcionalidad del día a día.

¿QUÉ ES LA MICRODOSIS?

QUE ES MICRODOSING

La microdosis es la práctica de tomar psicodélicos en dosis mucho menores de lo que se requeriría para un viaje o un subidón, con el fin de experimentar efectos más ligeros con beneficios más específicos. En lugar de tomar 100 μg de ácido, puede tomar 10 μg. En lugar de tomar tres gramos de hongos, puede tomar 0.2 gramos. En lugar de fumar 20 mg de THC, dé una calada ligera de 2 mg. Y en lugar de tomar 400 mg de mescalina, puede tomar 50 mg.

Con la microdosis, el objetivo es que la experiencia sea subperceptual; no debes sentir que has tomado un psicodélico. Esto le permite experimentar muchos de los beneficios, sin dejar de poder seguir con su vida diaria de una manera funcional. Las microdosis pueden actuar como “potenciadores del rendimiento” seguros y efectivos en muchos dominios, desde el estudio hasta el atletismo, la habilidad para navegar situaciones emocionales y la activación espiritual.

“Microdosis: forma revolucionaria de consumir psicodélicos que mejora las capacidades mentales y físicas”

Por ejemplo, la microdosis con hongos mágicos promueve el crecimiento de nuevas neuronas en el hipocampo. La neurogénesis del hipocampo se ha asociado con mejoras en los niveles de energía, el estado de ánimo, la capacidad de concentración y la cognición. Un estudio mostró que los hongos pueden hacer que partes del cerebro que generalmente están desconectadas “hablen” entre sí. Esto podría estar asociado con aumentos en la creatividad.

HISTORIA DE LA MICRODOSIFICACIÓN

HISTORIA DE MICRODOSING

Nadie sabe cuándo los humanos empezaron a consumir psicodélicos. La investigación arqueológica muestra que la complejidad cultural y tecnológica humana dio un salto masivo y rápido hace unos 70.000 años. Terence McKenna planteó la hipótesis de que esta “revolución cognitiva” puede haber tenido lugar como resultado de que los primeros humanos tropezaron con la psilocibina. ¿Estaban microdosificados? Solo podemos especular.

En el siglo XIX, la ciencia occidental se dio cuenta de los psicodélicos. La “primera ola de investigación psicodélica”, de 1880 a 1950, se centró en la mescalina. El verdadero nacimiento de las microdosis no se produciría hasta la segunda ola de investigación psicodélica, que alcanzó su punto máximo en la década de 1960. Esta ola se centró en la psilocibina y el LSD.

Hofmann fue el primero en proponer la microdosificación. Sugirió que hacerlo con LSD podría tener efectos físicos y mentales beneficiosos. Afirmó que era un área poco investigada. El propio Hofmann se microdosificó hasta su vejez, dando largos paseos por el bosque con bajas dosis de ácido. Debe haber estado haciendo algo bien, ya que vivió hasta los 102 años.

Con el descubrimiento de Hofmann, los psicodélicos volvieron a ser el centro de atención. Durante la década de 1960, aparecieron en ambos lados de la guerra cultural, con la CIA llevando a cabo sus controvertidos experimentos MK Ultra, y los jóvenes de todo Estados Unidos realizando sus propios experimentos menos oficiales sobre estas drogas y sus efectos. Los años 60 también incluyeron una investigación científica no siniestra sobre psicodélicos: James Fadiman lideró la carga, publicando un estudio en 1966 sobre los efectos de los psicodélicos y la creatividad.

Con la Convención de las Naciones Unidas sobre Sustancias Psicotrópicas de 1971 , el LSD y la psilocibina fueron criminalizados en todo el mundo. A medida que la cultura hippie de la década de 1960 retrocedió hacia el pasado, la popularidad de los psicodélicos disminuyó y la investigación sobre sus efectos también disminuyó. Sin embargo, con el siglo XXI y el surgimiento de la generación millennial, los psicodélicos están experimentando un renacimiento. Ahora hemos entrado en la tercera ola de investigación psicodélica.

Hoy en día, los psicodélicos han emergido de las sombras con una nueva apariencia: en lugar de ser utilizados para “sintonizar, encender, abandonar”, muchos millenials y Gen X están usando la droga para mejorar sus carreras. Los programadores, los emprendedores de nuevas empresas y los ejecutivos han comenzado a microdosificar psicodélicos para mejorar su creatividad, aumentar su energía y obtener una ventaja competitiva.

En los últimos años, se ha ampliado el interés por las microdosis. Varios libros e investigaciones, como veremos en el siguiente apartado, han llamado la atención del público. 

INVESTIGACIÓN SOBRE MICRODOSIS

INVESTIGACIÓN EN MICRODOSING

Hofmann tenía razón: la microdosificación es, de hecho, un área poco investigada. Dicho esto, los últimos años han traído nuevos desarrollos emocionantes. Antes de sumergirnos, será útil repasar las investigaciones psicodélicas relevantes del pasado.

James Fadiman, investigador principal del mundo de las microdosis, participó en un experimento clave de psicodélicos en la década de 1960: los agentes psicodélicos en un experimento creativo de resolución de problemas . A los profesionales que trabajaban en problemas difíciles se les dio una pequeña dosis (una “milidosis”, en algún lugar entre una microdosis y una dosis regular) de LSD o mescalina, y luego se les pidió que se concentraran en un problema profesional difícil. Como resultado del estudio, los participantes produjeron un nuevo diseño para un dispositivo de dirección de haz con acelerador de electrones lineal, una nueva forma de grabadora de cinta magnética, nuevos diseños de muebles y muchos otros productos innovadores.

Los participantes en el estudio informaron una menor inhibición, una mayor capacidad para reestructurar problemas en un contexto más amplio y una mejor capacidad para asociar conceptos entre dominios. También informaron una mayor flexibilidad de la ideación, una mayor capacidad para la ideación visual, un acceso más fácil a la información subconsciente, una mayor empatía, una mayor capacidad para obtener un cierre y una mayor capacidad para visualizar su solución.

Experimentos como este demuestran que los psicodélicos realmente pueden mejorar el desempeño profesional. Estudios como este muestran que los avances psicodélicos no son una gracia falsa; son descubrimientos útiles, a veces brillantes. Los psicodélicos parecen mejorar genuinamente las habilidades prácticas.

En los últimos años, el interés de Fadiman se ha centrado en las microdosis. Desde 2010, ha recopilado cientos de informes de microdosificadores de todo el mundo. La respuesta ha sido abrumadoramente positiva.

Un estudio de 2018 en los Países Bajos intentó medir los efectos de la microdosificación de psilocibina en la inteligencia. Descubrieron que, si bien la inteligencia fluida no se veía afectada, las habilidades de resolución de problemas convergentes y divergentes mejoraron.

Otro estudio de 2018 , este pre-registrado y realizado en la Universidad de Toronto, encontró que los microdosificadores actuales y anteriores obtienen una puntuación más alta en las medidas de creatividad, sabiduría y mentalidad abierta, y más baja en las medidas de emocionalidad negativa y actitudes disfuncionales. Dado el diseño del estudio, es imposible decir en qué dirección se desarrolla la causalidad: si la microdosis hace que las personas sean más sabias o si las personas más sabias tienen más probabilidades de microdosis. Otro estudio de principios de ese año mostró resultados similares .

PROGRAMA PARA LA MICRODOSIFICACIÓN

El programa de microdosis más común es administrar la dosis cada tres días. La razón detrás de esto es que tendrá un día para la dosis, un día en el que todavía experimentará efectos de “resplandor” y un día “normal” para descansar y restablecer la tolerancia. El horario se verá así:

HORARIO DE MICRODOSIFICACIÓN

Fadiman sugiere que este ciclo tiene lugar durante un período de diez semanas, con el sujeto observando su experiencia, tomando notas y siguiendo su rutina diaria normal mientras lo hace. Los cambios interesantes a tener en cuenta son cualquier modificación en el comportamiento, la perspectiva, las emociones y los niveles de energía. Obviamente, si se experimenta algún efecto negativo que haga que una persona se sienta incómoda, puede optar por suspender la ingesta de microdosis.

Hay variaciones sobre esto. Algunas personas prefieren microdosis cada cuatro días o menos. Algunas personas se microdosifican esporádicamente, cuando les apetece.

La microdosificación diaria tiende a no funcionar, por dos razones: una, el cuerpo desarrolla una tolerancia a los psicodélicos rápidamente y, por lo tanto, la microdosificación diaria producirá rendimientos decrecientes. Dos, la microdosis diaria puede afectar la mente e inclinar la balanza hacia síntomas negativos como el letargo. Un argumento similar se aplica a la microdosificación cada dos días, aunque este programa tiene sus defensores.

¿CÓMO MICRODOSIFICAR LOS HONGOS MÁGICOS?

¿CÓMO MICRODOSIZAR SETAS MÁGICAS?

Los hongos mágicos, o setas, son una de las sustancias más populares para microdosificar. Son seguros, totalmente naturales y tienden a producir efectos agradables y productivos.

La psilocibina, el ingrediente activo de los hongos, actúa activando los receptores de serotonina 5-HT2A del cerebro. Estos receptores se encuentran en todo el cerebro y son especialmente densos en la corteza cerebral, principalmente en los lóbulos prefrontal, parietal y somatosensorial. Las moléculas de psilocibina y otras triptaminas psicodélicas tienen una forma similar a la serotonina. Esta similitud les permite unirse directamente a los receptores de serotonina (a diferencia de los ISRS y las anfetaminas, que trabajan para hacer que la serotonina sea más abundante en el cerebro). Los hongos también contienen psilocina y baeocistina, triptaminas secundarias que producen efectos similares a la psilocibina.

La activación del 5-HT2A provoca una cascada de efectos en el cerebro. Por un lado, parece hacer que las células del cerebro produzcan más factor neurotrófico derivado del cerebro, o BDNF, que hace que las células del cerebro crezcan y establezcan conexiones más fácilmente. También hace que el cerebro libere más glutamato, lo que a su vez provoca muchos efectos posteriores. Uno de ellos es liberar dopamina en la corteza prefrontal, lo que puede ayudar a concentrarse.

En general, la psilocibina hace que el cerebro esté más despierto. Bajo una resonancia magnética funcional, la corteza se ilumina como una bombilla y parece haber más actividad global sobre su superficie. Al mismo tiempo, la actividad normal del cerebro se interrumpe, con la red de modo predeterminado, la parte del cerebro más activa durante la vida normal, menos activa de lo habitual. Las partes del cerebro que por lo general nunca se comunican “hablan” entre sí, lo que demuestra que el cerebro se está estirando y experimentando más allá de sus hábitos normales.

Con la microdosificación, estos efectos se atenúan, pero siguen estando muy presentes.

LOS BENEFICIOS DE LA MICRODOSIS DE PSILOCIBINA

Los microdosificadores de psilocibina tienden a encontrar que tienen más energía, un tiempo más fácil para conectar sus pensamientos con sus emociones y son más propensos a ver patrones y experimentar “saltos” de conocimiento. Muchos usuarios informan estar más motivados para hacer ejercicio, sumergirse en proyectos creativos y abordar problemas difíciles. Aquellos que encuentran que las microdosis de LSD son sobreestimulantes pueden encontrar que los hongos los alivian en comparación. 

La microdosis con hongos tiende a durar de 4 a 6 horas, considerablemente más corta que la duración de una microdosis ácida. Esta experiencia más corta puede permitirle un mayor control sobre el tiempo y, en particular, puede ayudarlo a programar su dosis de manera que no interfiera con su sueño.

¿CÓMO CONSUMIR MICRODOSIS DE PSILOCIBINA?

¿CÓMO CONSUMIR MICRODOSIS DE PSILOCIBINA?

Si alguien decide que la microdosificación es algo de lo que puede beneficiarse y quiere probar, el siguiente paso obvio en el procedimiento es obtener algunos hongos para usar durante todo el proceso. Quizás la forma más fácil de obtener hongos es simplemente cultivarlos usted mismo.

La forma más común de tomar setas mágicas es simplemente comiéndolas. Puede mordisquear un tallo pequeño y un tapón cada tres días para un programa de microdosificación fácil, aunque difícil. Si está haciendo las cosas de esta manera, tenga en cuenta que la tapa tiende a contener una mayor concentración de psilocibina que el tallo (0.44–1.35% del peso seco y 0.05–1.27%, respectivamente).

Si prefiere más precisión, puede medir su microdosis de hongos con una balanza y hacer cápsulas. Las microdosis suelen consistir en 0,2-0,5 gramos del hongo seco (que se traduce en 0,74 mg a 6,5 ​​mg de psilocibina pura).

Si eres alguien que tiende a tener dolor de estómago debido a los hongos, es posible que desees probar a hacer chocolates con hongos , ya que muchos usuarios informan que esto elimina el efecto secundario. El té de hongos mágicos también es una posibilidad. Si decide usar una de estas recetas, asegúrese de medir la cantidad que usa para poder estimar con precisión su dosis.

CÓMO HACER CÁPSULAS DE MICRODOSIS DE HONGOS MÁGICOS

CÓMO HACER CÁPSULAS DE MICRODOSIS DE SETAS MÁGICAS

Hacer cápsulas de hongos mágicos es una manera eficiente y sencilla de disfrutar de dosis consistentes y medidas sin tener que pesarlas o soportar el sabor a veces desagradable que pueden tener los hongos.

Todo lo que necesita son algunas cápsulas vacías , una máquina de cápsulas y un molinillo de café (preferiblemente uno que ya no use o uno que pueda usar específicamente para espolvorear sus hongos).

Hacer cápsulas de hongos mágicos incluso puede ser apto para vegetarianos, y las cápsulas vegetarianas ahora también están ampliamente disponibles.

Hay muchos beneficios al hacer cápsulas. Los obvios son que puede obtener aproximadamente la misma dosis cada vez y puede administrar su consumo mucho más fácilmente. Los hongos deberían surtir efecto más rápido cuando se consumen en forma de polvo y tampoco hay un factor de sabor involucrado.

Las cápsulas también son una opción mucho más sigilosa que llevar una bolsa de hongos secos en una bolsa de plástico poco fiable; Ofrece mucha más flexibilidad cuando se trata de almacenamiento y administración cuando está fuera de casa.

Lo que necesitarás:

¿QUÉ CEPAS DEBO ELEGIR PARA MICRODOSIFICACIÓN DE HONGOS?

Cuando se trata de hongos, la tensión no es demasiado importante siempre que el ingrediente activo sea la psilocibina. Las diferentes cepas pueden contener diferentes concentraciones de psilocibina, por lo que cuando obtiene un nuevo lote, generalmente tendrá que hacer un poco de prueba y error antes de obtener la dosis exacta.

Recomendamos la cepa B + para hacer cápsulas, ya que es fácil de cultivar y produce cosechas constantes. ¡Son uno de los más populares y producen múltiples oleadas de hongos de primera calidad!

¿CÓMO MICRODOSIFICAR LAS TRUFAS?

¿CÓMO MICRODOSIS LAS TRUFAS?

Algunos prefieren microdosis con trufas mágicas en lugar de setas mágicas. Las trufas provienen de los mismos organismos, pero están formadas por hebras endurecidas de micelio que nunca crecieron. El hongo los usa como reserva de alimento, guardándolos para cuando las condiciones se vuelven favorables a un crecimiento acelerado. Los efectos de las trufas son, en general, los mismos que los de los hongos mágicos, pero las trufas tienen una ventaja: en muchas regiones, no han sido prohibidas tanto como los frutos de los hongos. Zamnesia lleva varias variedades de trufas .

Lo principal a tener en cuenta en las trufas es la dosis. Las trufas tienden a etiquetarse por su potencia, y con microdosis querrá comenzar con “leve” o “moderada”. 0,7-1 gramos es una buena dosis inicial.

Cada vez más, el microdosificador moderno elige trufas mágicas en lugar de setas mágicas. Las trufas tienen varias ventajas sobre los hongos: tienden a ser más homogéneas y, por lo tanto, más fáciles de dosificar, lo que es de vital importancia cuando se trata de microdosis. Además, las leyes que los rodean suelen ser más laxas. Aquí en Zamnesia, ofrecemos un nuevo paquete de trufa mágica que incluye 6 dosis de 1 gramo, que deberían durar mucho más de 6 sesiones de microdosis. Esta es una gran oportunidad para los principiantes que buscan una manera fácil y efectiva de comenzar con la microdosificación.

Artículo de Diego Mateos

diegomateos@psilocibinaenespanol.com

Add Comment